¿Casas felices? No, casas productivas.


Con el Dr. Jorge Carvajal

Fragmento extraído del vídeo El médico, el lugar y la salud.

A partir de las tecnologías diseñamos espacios cada vez más inteligentes, pero a la vez, más tontos, más brutos, más contaminados.

En estos edificios se enferma, aumentan los casos de fatiga crónica y el nivel de discapacidades. En realidad, son edificios creados para explotar mejor nuestro tiempo, incrementar enormemente nuestro rendimiento, impedir perder un solo segundo, quitar la pausa, el silencio, el contacto con la naturaleza, ni la luz solar puede pasar adecuadamente, es filtrada. En estos edificios quedamos desnutridos energéticamente.

Nuestras tecnologías han servido para protegernos de las inclemencias del clima y darnos protección, eso está bien pero un exceso de protección crea ruptura y descoordinación de nuestros procesos y ciclos naturales.

Somos cada vez más inteligentes, pero a la vez más brutos, porque hemos perdido el contacto con la inteligencia magna de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *