El médico, el lugar y la salud


Con el Dr. Jorge Carvajal

¿Qué relación tiene el lugar donde vivimos con la salud? ¿Qué acontece en los edificios, en nuestras casas, que pueda beneficiar o afectar nuestra vitalidad?

Desde la consulta del médico, ¿en qué casos se puede intuir que un paciente se encuentra influenciado negativamente por el lugar en el que vive o trabaja? Y en ese caso, ¿cómo se gestiona la salud de un paciente afectado por el lugar en el que hace su vida?

¿Podríamos decir que nuestra casa, al igual que los alimentos o el ejercicio físico, puede también, ser una de nuestras mejores medicinas?

¿Qué nos dice el médico al respecto?

Según el Dr. Jorge Carvajal, entre el 30 y el 40 % de los problemas de la salud están influenciados en mayor o menor medida por diversos factores inmanentes a los edificios en los que hacemos nuestras vidas. Pudiendo en algunos casos, llegar a ser la causa directa.

Carvajal nos relata cómo hablan los lugares donde se expresa nuestra vibración, nuestra armonía y desarmonía, de cómo construimos nuestra casa mediante nuestra presencia. “En realidad, uno hace la casa que lo hace a uno, es una interacción recíproca y permanente” Así, el lugar es lo que permite la expresión de nuestro potencial, pero también puede frenar esa expresión.

Según Jorge, separamos el ser del estar, pero en realidad no existe esa separación, el cómo somos depende en buena parte también del dónde estamos. “Sin estar no se puede ser”

Jorge Carvajal es Médico cirujano por la Universidad de Antioquia, Colombia, escritor, investigador y docente, con más de cuarenta años de práctica clínica dirigida a la integración de diferentes sistemas médicos. Es creador de los métodos de salud sintergética y manos para sanar y en la actualidad es presidente de la Asociación Internacional de Sintergética.

En esta ocasión nos hemos reunido con el Dr. Carvajal para conocer de su mano la importancia que tienen los edificios en los que vivimos y trabajamos para nuestra salud y nuestras vidas, aprendiendo cómo mejorar nuestra relación en salud con el lugar en el que habitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *